•  |
  •  |
  • END

A pocas cuadras del Hospital “Roberto Calderón”, Marlon Francisco Tórrez Landes, de 23 años, fue ultimado de una estocada en el hombro derecho propinada por sujetos desconocidos en el barrio Grenada.

Los hechos se dieron a eso de la una de la madrugada de ayer, domingo, cuando el hoy occiso se encontraba en una vela a pocos metros de su casa, según la denuncia interpuesta en la Estación Cinco de Policía.

“Yo no sé qué fue lo que pasó, solo me enteré de que a mi hijo lo habían refugiado en una casa, porque los sujetos que lo atacaron se lo querían llevar, para machetearlo en otro lugar”, dijo apesarado William Tórrez, padre de la víctima.

Tórrez logró llegar con vida al centro hospitalario, pero minutos después murió, relató su apesarado padre.

Las autoridades policiales tienen identificados a cinco sujetos como sospechosos de haber participado en el crimen, pero no revelaron sus nombres ni los alias para no entorpecer las investigaciones.

Algunos vecinos dijeron que Tórrez pereció en un enfrentamiento de pandillas, pero ni los familiares ni las autoridades policiales confirmaron esa versión.

La víctima laboraba como dependiente en una tienda en el Merado Oriental, y deja en la orfandad a tres niños, cuyas edades oscilan entre tres años y 10 meses de nacidos.