•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Los cruzrojistas estaban impresionados al ver que la persona que iban a atender por intoxicación alcohólica era un niño de once años, que circulaba por una calle del barrio El Calvario, cuando sucumbió por efectos del licor.

Al parecer, personas adultas indujeron al menor de edad a que se emborrachara, hasta que perdió el conocimiento y comenzó a convulsionar.

La Policía esteliana investiga el caso para determinar la identidad del niño y ubicar a los responsables de tan repudiable acción.

Las autoridades determinaron que el menor de 11 años no sufrió abuso físico ni sexual, sólo la inducción al consumo.

Otros dos pequeños afectados
Los socorristas también atendieron a Joel Antonio Talavera Valdivia, de siete años, quien fue trasladado al Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, porque sufrió una caída accidental en la casa de sus padres, en el barrio “José Benito Escobar”.

Mientras que el niño Mateo Iván Martínez resultó con golpes y un síndrome nervioso al caer de la motocicleta donde viajaba con Darwin José Martínez Blandón, de 24 años, originario del barrio “Igor Úbeda”, el cual también sufrió politraumatismo.

El accidente ocurrió en la carretera Estelí-La Trinidad, cuando Martínez circulaba de norte a sur en la moto azul, placa ES 1015, y al pasar cerca de Santa Cruz, un cabro se le atravesó, y para no matarlo hizo un giro y perdió el control del vehículo.

Mientras los socorristas trasladaban al adulto, una ambulancia de la Dirección General de Bomberos de Estelí, llevaba al pequeño al hospital.