•   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuatro camionetas lujosas, tres de las cuales fueron robadas en Masaya, recuperó la Policía en Nueva Segovia, en el transcurso de la semana que recién concluyó.

Las camionetas que estaban en poder de terceros que aparentemente las compraron de buena fe, fueron robadas por una banda “de alto calibre”, dijo el comisionado Pablo Ardón, vocero policial en Nueva Segovia.

La banda de asaltantes era jefeada por Juan Pablo Calero Cáceres, oriundo de Susucayán, jurisdicción de Jícaro, quien fue detenido junto a sus compinches Aníbal Indalecio Pérez, José Francisco Mairena Pérez y Mainor de la Cruz Laguna, residentes en Sébaco, Matagalpa.

Un abogado entre los estafados
Entre los estafados con la compra de las camionetas robadas está un abogado, quien les dio credibilidad a los documentos falsificados que “formalizaron la compra-venta de los bienes”, indicó el vocero policial.

“Después que robaban las camionetas, clonaban la circulación y las escrituras de compra-venta; además, cambiaban las placas originales por otras que pertenecían a vehículos robados en Managua”, explicó el comisionado Ardón.

Ada Lesbia Gutiérrez relató que su camioneta Toyota Hilux, roja, recuperada por la Policía, le fue robada a una amiga suya cuando transitaba a la altura del kilómetro 19 de la carretera Managua-Masaya, el pasado octubre.

Las otras camionetas recuperadas por la Policía son propiedad de Allan Iván López Telica y de Silvia del Socorro Torres Araica.

Los vehículos robados en Masaya y Managua eran comercializados en un autolote en Nueva Segovia, el cual era administrado por uno de los detenidos, agregó el vocero policial.