•  |
  •  |
  • END

El anhelo de volver a la patria y abrazar a sus seres queridos en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, no podrá ser para Mardelei Dávila Brizuela, porque la noche del sábado fue asesinada a pocos metros de su casa, en Pocosol de San Carlos, provincia de Alajuela, Costa Rica.

La mujer fue ultimada en presencia de su menor hija, una niña de siete años, a quien los criminales golpearon con un palo cuando buscaba refugio en una casa vecina.

La víctima, de 32 años, recibió ocho machetazos en el cuello, abdomen, cráneo y mano derecha, donde sufrió el desprendimiento de un dedo, indicaron las autoridades.

Dávila fue encontrada sin vida sobre un charco de sangre a pocos metros de su casa, ubicada dos kilómetros al noroeste de la escuela de Paso Real, en Pocosol de San Carlos, en Alajuela.

Las autoridades sospechan que el posible móvil del crimen haya sido el robo de 150 mil colones que Brizuela había ahorrado para visitar a los suyos en Nicaragua en diciembre próximo.

De igual manera, las autoridades investigan a un hombre a quien la víctima denunció por acoso, por lo que tuvo que trasladarse de domicilio.