Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Como en las historias que se cuentan en los corridos mexicanos, Álvaro José Carballo Padilla, de 23 años terminó sus días en una mesa de tragos donde un viejo “traido” le clavó dos veces un cuchillo en el tórax.

Carballo fue llevado con vida por sus familiares al Hospital Alemán- Nicaragüenses, pero al ingresar a ese centro asistencial se rindió ante la muerte.

María del Socorro Padilla, tía de la víctima, señaló como autor del crimen a un sujeto apodado “Chombón”, con quien la víctima tenía una vieja enemistad.

“Ese hombre – Chombón- hace seis meses vapuleó a mi sobrino en una fiesta y anoche – domingo- se ensañó con él, porque estaba ebrio”, comentó Padilla.

Víctima y victimario se ganaban el sustento de sus respetivas familias transportando pasajeros en las bicicletas llamadas “Caponeras”.

Hasta el cierre de la presente edición las autoridades de la VI Sección de Policía no reportaban detenciones por este crimen que enluta a una familia habitante del barrio “Democracia”.