•  |
  •  |
  • END

De varios impactos de bala fue ultimado Jairo José Prado Calero, de 23 años, la noche del lunes en una de las calles del barrio 30 de Mayo, ubicado en el Reparto Schick.

Información proporcionada por la capitana Marlene Portillo, jefa de Información y Análisis de la Quinta Delegación de Policía, revela que aparentemente el homicidio fue una secuela del enfrentamiento entre dos grupos juveniles: “Los Sucios” y “Los del 30 de Mayo”.

La víctima fatal supuestamente pertenecía a este último grupo, pero su familia no quiso ni negar ni confirmar esta versión dada por la Policía, porque se negaron a hablar con los periodistas.

“Después del crimen, los agentes de este distrito realizaron un rastreo y capturaron a dos sospechosos por haber participado en el enfrentamiento: Gustavo José Moreira Olivas y Óscar Danilo López Hernández, ambos de 18 años”, comentó la capitana Portillo.

Arma artesanal

En el crimen, según la Policía, se usó un arma artesanal. El cuerpo del infortunado presentaba impactos en el pecho, costados y en las piernas. Aún con vida fue trasladado al Hospital “Roberto Calderón”, donde minutos después expiró.

Algunas personas que viven cerca del sector donde ocurrió el crimen, por temor a represalias se negaron a brindar su identidad, pero solicitaron a la Policía Nacional que vigile la zona, porque cada día se pone más peligrosa.

“Ahora van por el desquite, lo que pasa es que los padres no saben criar a sus hijos, ahora están bebiendo, más tarde se arma el zafarrancho y en las mayoría de los casos, quienes salen perjudicados son los que no tiene nada que ver”, dijo una señora.

Disparo en la cabeza

En tanto que Henry Gorbin Weber Lindo, de 18 años, murió en sala de emergencias del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, producto de impacto de bala que recibió en la cabeza.

El joven presentaba herida por entrada de bala en la parte izquierda de la cabeza y orificio de salida en la parte derecha.

La Policía del Distrito Cinco comenzó la investigación como lesiones gravísimas, pero lamentablemente el joven expiró y el caso se convirtió en homicidio.