Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Escandalizado por los hechos presenciados, totalmente reñidos con los principios cristianos, un pastor evangélico denunció a dos hermanos por incesto, porque según él tienen más de trece años de ser pareja, y producto de su relación ilícita han procreado dos hijos.

La pareja, según el religioso, temporalmente se separó un tiempo en el que ella dio a luz a un hijo de otro hombre, sin embargo, los hermanos volvieron a juntarse.

Según la denuncia hecha por el religioso, del cual la Policía omitió su nombre, este singular caso se registró en la comarca Wiliwás, municipio de Muy Muy, donde los hermanos de iniciales R.Z.M., de 50 años, y S.H.Z, de 26, han tenido relaciones sexuales desde que la joven tenía trece años, lo que constituye un abuso sexual, además de incesto.

Pero al parecer, después de algunos años S.H.Z. ya no quería vivir con su hermano, por lo que se fue con otro hombre y tuvo un hijo. No obstante, hace unos cuantos meses la muchacha regresó con su hermano para continuar con el idilio incestuoso.

El denunciante aseguró que al ver el martirio que ahora sufre la mujer junto a sus tres hijos, debido a que es golpeada por el hermano-marido, como religioso se vio en el penoso caso de denunciarlo para que las autoridades tomen las medidas necesarias y castiguen al hombre, tal y como lo establece la Ley.