•  |
  •  |
  • END

La Dirección de Auxilio Judicial de la Policía remitió al Juzgado Séptimo Penal de Audiencias a Pedro Joaquín Valle Olivas, de 41 años, y a Jeaneth del Socorro Guerrero Quijano, de 23, supuestos miembros de la banda de Margarito Eduviges Sevilla Ayestas, de 29 años, los que aparentemente operaban algunas veces disfrazados de policías.

Valle está acusado por la supuesta coautoría de robo con intimidación y asociación ilícita para delinquir en perjuicio de la empresa Terminex y de Texaco Las Américas, en tanto que Guerrero Quijano fue imputada por su supuesta cooperación en ambos ilícitos.

Según la acusación que la fiscal Verónica Reyes presentó el pasado miércoles en el juzgado, hace dos años, exactamente el 23 de febrero de 2006, Jeaneth del Socorro Guerrero llegó a platicar con el vigilante de Terminex, ubicada cerca del Club Terraza, bajo el supuesto de que andaba consiguiendo veneno.

Luego, la mujer le ofreció comida y una bebida, el vigilante ingirió todo y se quedó dormido. En ese momento, Valle, Sevilla Ayestas y un cuarto acusado penetraron a la empresa para sustraer una camioneta doble cabina, Chevrolet, verde.

El 24 de julio del mismo 2006, los acusados, a bordo de la camioneta robada y una moto, llegaron a Findesa Las Américas, dispararon e hirieron a un vigilante, luego entraron a la tienda de la Gasolinera Texaco, encañonaron a los empleados y se llevaron un archivero con 380 mil 745 córdobas. Huyeron en los dos vehículos, pero la Chevrolet fue abandonada en el Reparto Schick.

Entre las pruebas que la fiscal Reyes presentó contra los acusados están 13 testigos, la gorra y otros artículos policiales ocupados a Valle, incluyendo el archivero que fue cortado en 24 pedazos para abrirlo, una huella digital de su mano izquierda, y varios reconocimientos donde lo señalan como uno de los asaltantes.

El juez Abelardo Alvir admitió la acusación y las pruebas propuestas por la Fiscalía, programó el juicio para el ocho de mayo y les decretó a los dos acusados la prisión, aunque en el escrito acusa-torio el Ministerio Público estaba proponiendo que a Guerrero se le decretara una fianza de 250 mil córdobas y otras medidas alternas a la prisión.


Nombre de flor, alma de fiera
Y es que aunque Margarito Eduviges Sevilla Ayestas tiene nombre de flor, pero en versión masculina, aparentemente es una “verdadera fiera”, porque tiene juicios pendientes en los juzgados Segundo y Séptimo Penal de Audiencias por dos robos que en su conjunto suman 506 mil 539 córdobas, delitos por los que quedó en prisión el lunes 18 de febrero.

Margarito también fue mencionado como sospechoso en un atraco que habrían sufrido los “postas” de Plaza El Sol, fue acusado sólo por los robos que presuntamente cometió en la sede de Ixchen Campo Bruce y en una gasolinera de donde se habría llevado 387 mil córdobas.

El atraco en Ixchen ocurrió el 10 de agosto de 2007. Supuestamente Margarito se le presentó al vigilante Néstor Marcos Cantón Nicoya como familiar de otro guarda de seguridad y fingiéndose buena gente le ofreció un plato de comida y un jugo.

El vigilante ingirió los alimentos y se puso soñoliento, lo que Margarito aprovechó para presentarse con dos sujetos más y golpearlo con un garrote, y lo dejaron tendido en el suelo, inconciente, mientras los ladrones arrasaron con radiocomunicadores, computadoras, impresoras, 500 córdobas y 260 dólares en efectivo, entre otros objetos.

La víctima pasó internada tres días en el Hospital Bautista, sin que hasta la fecha se sepa qué sustancia supuestamente le dio Margarito a tomar, pero lo que sí se conoce es que la misma le provocó al paciente un foco hemorrágico en la fosa craneal temporal media. La audiencia inicial para Margarito será el 27 de febrero, a las nueve de la mañana, según el expediente 1699-08.