Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Juan Bautista Silva, el líder de la Comisión de Liderazgo Sandinista de Batahola Sur, acusado de asesinar a su esposa, Luz Marina Ruiz Uriarte, no es ningún demente, pero un forense del Instituto de Medicina Legal, IML, ordenó que lo recluyan en el Hospital Psiquiátrico.

El dictamen médico emitido por el psiquiatra forense Edgard Salinas Jiménez, establece que Silva no padece de trastornos mentales, pero que pasa por una “etapa depresiva”.

En el dictamen médico se establece que “Róger”, como también es conocido este ex oficial de la extinta Seguridad del Estado, tiene ideas suicidas y llora constantemente.

El subdirector del Instituto de Medicina Legal, doctor Julio Espinoza, explicó que el tiempo que Silva pase en el Hospital Psiquiátrico lo definirán los galenos de ese centro especializado en salud mental.

Espinoza también aclaró que el hecho de que Juan Bautista Silva sea enviado a un hospital psiquiátrico no significa que el proceso judicial donde enfrenta cargos por asesinato y homicidio frustrado se detenga o quede anulado.

Fidel Ruiz, hermano de Luz Marina Ruiz, dijo que su familia no está de acuerdo en que Silva sea enviado al Psiquiátrico “porque él no está loco”. “Si ahora dice que se quiere matar, que se mate, porque de todas manera él tiene que pagar en la cárcel o donde sea por lo que le hizo a mi hermana”, sentenció Fidel Ruiz.