Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Otro que muere por abusar del licor
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Otra persona pierde la vida en la Perla del Septentrión por intoxicación alcohólica. Según las investigaciones realizadas por la Policía, el joven tenía doce años de celebrar al dios Baco, por lo que el licor también le quitó la vida.

Hexberto Ramón Aburto Flores se llamaba el infortunado que fue encontrado sin vida en el barrio Las Marías, del Centro de Capacitación Cecad, sesenta metros al oeste, hasta donde se presentó la guardia operativa para verificar la presencia del cadáver y trasladarlo a la morgue de la Clínica Forense, donde se descartaría mano criminal en la muerte.

José Diógenes Aburto Miranda, tío de Aburto Flores, confirmó que el joven tenía doce años de ingerir licor y que fue imposible rescatarlo de la bebida, hasta que apareció muerto en la calle, por lo que pidió ayuda a las autoridades para levantar el cadáver y darle cristiana sepultura.

Abigeos se llevan cuatro semovientes
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Cuatreros robaron un toro y tres vaquillas, valorados en 28 mil córdobas, según la denuncia que presentó ante las autoridades policiales el pequeño productor Dionisio Pineda Montenegro.

El afectado, que habita en el sector de Piedra Blanca, de la comarca Kubalí, municipio de Waslala, aseguró que dejó su finca al cuido de su mandador, José Francisco Aguilar Rodríguez, quien le avisó posteriormente que los abigeos se le habían llevado cuatro semovientes, entre ellos un semental.

El afectado pide a la Policía que investigue para que dé con el paradero de los cuatreros y los procese por el delito cometido, debido a que se han convertido en el azote de los pequeños productores del departamento de Matagalpa.

Truncan viaje de sudafricanos al norte
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
La Policía detuvo a cinco africanos y dos nicaragüenses en el Hospedaje La Ceiba, de esta ciudad, los que al ser requeridos se determinaron como indocumentados que viajaban con destino a Estados Unidos de América.

De inmediato fueron remitidos a las oficinas regionales de Migración y Extranjería con sede en esta cabecera departamental.

Los extranjeros responden a los nombres de Haled Jhamía Mohamed, de 24 años; Nasser Ihan Hamud Aumad, de 18; Mahand Devi Egal, de 22; Fahid Ayit Amow, de 20, y Jendel Nehmod, 20. Los nacionales que servían de guía son un adulto y un adolescente.

Heridos por accidentes y agresiones callejeras
Máximo Rugama / ESTELÍ
Con heridas múltiples en el brazo izquierdo y otras partes de su cuerpo resultó Cristhiam Antonio Zeledón, al ser agredido con arma blanca por elementos desconocidos. Según socorristas de la Cruz Roja esteliana, el muchacho tiene 26 años y es originario de la comunidad El Pastoreo, ubicada en la zona suroeste de este municipio.

Los cruzrojistas, luego que le brindaron los primeros auxilios, trasladaron a Zeledón al Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad, donde fue ingresado de emergencia debido a las lesiones sufridas. Moisés Sánchez Pacheco también sufrió politraumatismo leve, pero en un accidente.

El muchacho fue trasladado al hospital de esta ciudad por los socorristas de la Cruz Roja esteliana. En tanto que Juan Alberto Peralta, de 25 años, también fue hospitalizado, ya que sufrió lesiones con arma blanca en la parte superior del brazo izquierdo cuando sujetos desconocidos lo agredieron.

Asimismo, José Armando Espinoza sufrió golpes y excoriaciones en todo el cuerpo luego que se estrelló con todo y bicicleta contra una casa.

Vendedor de droga y reclutador de menores
Máximo Rugama / ESTELÍ
Bajo el cargo de expendedor de estupefacientes las autoridades policiales estelianas pasaron a la orden del Ministerio Público a Marlon Antonio Vásquez Montenegro, a quien patrulleros encontraron una porción de crack entre sus pertenencias.

Pero la falta de escrúpulos de este individuo va más allá, pues se logró establecer que había reclutado a un adolescente para que le vendiera la droga en las calles del barrio 14 de abril, ubicado en la zona noroeste de esta ciudad.

Con previa orden de una judicial competente, una fuerza policial especial allanó la vivienda del aludido y en ese lugar los oficiales de la entidad de seguridad pública le descubrieron 86 piedras de crack.

La captura de Vásquez Montenegro, quien supuestamente se dedicaba a vender estupefacientes a jóvenes y adolescentes de la zona, fue posible gracias a la denuncia de la madre del adolescente que él había reclutado para su ilícito negocio, la que se presentó de forma oportuna ante las autoridades policiales.

La madre sospechaba que su hijo andaba en “malos pasos” y que quien lo había inducido era Marlon Antonio. Efectivamente, con la incautación de la droga por parte de las autoridades policiales la progenitora comprobó sus temores.

De acuerdo con las estadísticas de la Policía esteliana, el capturado ya había cumplido una pena por el cargo de expendio, consumo y transporte de estupefacientes.

El mismo recobró su libertad el 27 de mayo de 2007, pero no transcurrió ni un año cuando nuevamente andaba en los mismos caminos.

Al parecer con este tipo se cumple aquel refrán popular que señala: “Genio y figura, hasta la sepultura”. El menor funcionaba como mulero.