Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Como regalo de Navidad y Año Nuevo les cayó la prisión preventiva a tres sujetos que protagonizaron una balacera dentro de una iglesia católica, porque pasarán “guardados” más tiempo de lo estipulado, debido a que el Poder Judicial sale de vacaciones este 17 diciembre y regresa hasta en 2011.

Los “afortunados” son Adán Rodríguez, alias “El Caballón”; Samuel Jesús Velásquez, “El Topo”, y Alexander Francisco Alvarado, “El Diablo”, quienes fueron acusados en el Juzgado Cuarto Distrito Penal de Audiencias por homicidio frustrado y posesión ilegal de armas.

La fiscal Ángela Narváez manifestó que la víctima, César Augusto López, se encontraba quemando cohetes en las afueras de la iglesia Santa María Reina de Gracia, en el barrio de Acahualinca, el pasado 12 de diciembre, cuando Rodríguez llegó para agredirlo verbalmente por viejas rencillas. López le pidió que lo dejara en paz o le tiraba un cohete, y así inició el pleito.

Rodríguez se retiró por un lapso de 20 minutos, pero regresó con su “tropa” armada de cuchillos y de machetes para agredir a la víctima, quien buscó refugio dentro de la iglesia y se armó la balacera.

Velásquez y Alvarado fueron reconocidos como dos de las personas que portaban arma de fuego y le dispararon a López, pero no lo hirieron.

Cuando los feligreses llamaron a las autoridades del Distrito Dos de Policía, los acusados huyeron por un cauce, donde quedó muerto Emerson Arana, quien también participó en la trifulca.

La jueza Martha Lorena Martínez decretó prisión preventiva a Rodríguez, Velásquez y Alvarado, y ordenó la captura de dos más que están acusados, pero no detenidos. La audiencia inicial quedó programada para el 10 de enero a las nueve de la mañana.