Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un desnaturalizado padre que violó en reiteradas ocasiones a su hija menor, hasta causarle un trauma psicológico para toda su vida, se declaró culpable ante Felicia Altamirano, juez de Distrito Penal de Juicio de Jinotega.

El hombre de apellido Rivera, de 32 años, podría purgar una pena de hasta 27 años de prisión, porque así lo solicitó el Ministerio Público en la audiencia de debate de pena.

El violador fue acusado por violación, abuso sexual y lesiones psicológicas agravadas y continuadas.

La representante fiscal solicitó 27 años de cárcel para el reo, mientras que el defensor público pidió 20, dado que su representado admitió los hechos.

Sin embargo, el hombre tiene como agravante que el día del juicio, intentó huir del recinto judicial y fue la fiscal, doctora Eyling Cruz, quien lo sorprendió y le avisó al vigilante del juzgado, quien logró detenerlo.

Juegos eróticos

Consta en las diligencias que los abusos los comenzó a sufrir la niña durante cuatro meses de 2010, cuando residía con sus progenitores en el municipio de Santa María de Pantasma.

Al principio, Rivera le prohibía a su hija que tuviera amistades, principalmente varones y cuando estaban solos aprovechaba para tocarle sus partes nobles simulando jugar con ella, pero luego fue más allá, hasta acabar con la inocencia de la niña.