•   Chontales  |
  •  |
  •  |
  • END

Este fin de semana fue sangriento para este departamento, donde se registraron dos homicidios en diferentes municipios, más uno frustrado.

Uno de los hechos ocurrió en la finca Los Limones, de la comarca Cuisalá, jurisdicción de Juigalpa, y, el otro, en la comarca Granadino Central, jurisdicción de El Coral.

En Los Limones, Julio César Castro Fernández, de 48 años, perdió la vida el sábado en horas de la madrugada, luego de estar en una fiesta de cumpleaños en casa de Noel Fernández, situada en dicha finca.

Fernández se encontraba a 30 metros de distancia de la casa, cerca de una camioneta donde pensaba viajar para regresar a su hogar, pero inesperadamente recibió por la espalda un impacto de bala que le quitó la vida.

Fernández expiró cuando era trasladado al Hospital Asunción de Juigalpa. El supuesto autor, Rudy Hernández Rocha, de 25 años, huyó del lugar.

Enmascarados asesinan a joven
El otro homicidio se registró en la finca Los Ángeles, en la comarca Granadino Central, del municipio El Coral, cuando hubo un robo con intimidación por parte de dos desconocidos, que portaban armas de fuego, uno de los cuales disparó contra la joven Luz Marina Fernández Alvarado, de 19 años, quien recibió el mortal impacto de bala cuando iba a bordo de un camión de transporte colectivo con su marido, Jesús Romano Hurtado, de 18.

Hurtado denunció ante las autoridades policiales que viajaba junto a su pareja en la unidad de transporte colectivo que se dirigía de la comarca Granadino Central a El Coral, y que cuando pasaban frente a la finca Los Ángeles fueron interceptados por los individuos que andaban cubierto el rostro y portaban escopetas.

Uno de ellos realizó un disparo que impactó en el maxilar inferior derecho de Fernández, quien falleció cuando era trasladada al centro de salud de El Coral.

Casi la estrangulan
En otro orden, las autoridades confirmaron que una joven que estaba en su casa, ubicada en el centro de la ciudad, casi muere estrangulada a manos del sujeto José Andrés Morales Lumbí.

El hecho ocurrió cuando Belkis del Socorro Calero se encontraba en su casa de habitación, hasta donde llegó el inesperado agresor, quien sin mediar palabras se abalanzó sobre ella y la tomó del cuello.

La agresión no tuvo un desenlace fatal porque la mamá de Calero intervino, y seguidamente los otros miembros de la familia, quienes aprehendieron a Morales y lo entregaron a las autoridades policiales.