•  |
  •  |
  • END

Sólo la rápida intervención de los miembros de la Dirección General de Bomberos, DGB, de servicio en Tipitapa impidió que los tramos de venta de pólvora ubicados en la periferia suroeste de esa ciudad tomaran fuego, al mediodía de ayer miércoles.

“Las llamas estuvieron a pocos metros de llegar a los negocios de artículos pirotécnicos ubicados en el sitio antes mencionado, al tomar fuego la bodega de una fábrica de colchones donde se almacena algodón”, dijo Leevan Lacayo, sobrino de Arlen Lacayo Blanco, dueño del negocio. Y es que la fábrica de colchones está ubicada a escasos 20 metros de donde los comerciantes tienen ubicados sus tramos de pólvora, lo que hizo temer lo peor.

Inmediatamente que fue conocida la emergencia causada por el siniestro, la Policía acordonó el lugar, y la mayoría de los comerciantes evacuaron sus negocios, retirando su mercadería.

El siniestro fue provocado por una chispa que salió de la trituradora de algodón y que luego cayó sobre las pacas, explicó Leevan Lacayo, recordando que la máquina siempre que era encendida “echaba chispas”. Lacayo estimó en dos mil dólares las pérdidas materiales.