•   Bluefields / END  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía de Bluefields detuvo la tarde de este martes a Karl Downs Blendis, a quien se le ocupo 24 gramos de marihuana, en pequeñas bolsas plásticas que tenía en las bolsas delanteras de su pantalón.

Seguidamente, se realizó un registró en la vivienda del detenido y se le ocupó dinero en efectivo, dos teléfonos satelitales y dos amplificadores de audio, que presumen sea de la venta o transacción de la droga, que convierte a Downs como un posible “tope” o comprador de objetos robados, un negocio ilegal que en los últimos años se ha ligado con los narcoexpendios.

El detenido, Karl Downs, dijo que la hierba incautada es de su propio consumo, que es la primera vez que lo capturan por ello, y que se encuentra arrepentido porque no será el mejor ejemplo que puede dar a su hija de cinco años, por lo cual piensa que una vez resuelto el incidente está decidido a dejar el vicio.

El jefe policial, comisionado mayor Manuel Zambrana, dijo que no darán tregua a los narcoexpendios, y que esta vez se hizo sin orden judicial, porque en casos anteriores se considera que hubo fuga de información, y cuando la Policía llegaba a ejecutar los allanamientos, ya los estaban esperando. “Estamos respondiendo a las demandas de la población, que nos exige acabar con los expendios, y lo estamos haciendo con el apoyo de la gente de los barrios”, aseguró.

Según fuentes oficiales, en Bluefields existen al menos 300 expendios de droga y más de 67 taxistas que se dedican a la venta de marihuana, crack y cocaína.

Este año las drogas penetraron hasta los centros escolares, donde se conoció que un joven adolescente perdió la vida por sobredosis, mientras otros estudiantes también convulsionaron por la ingesta de psicotrópicos.