•  |
  •  |
  • END

Cinco operaciones, varios lavados quirúrgicos y la amputación de una pierna, no fueron suficiente para salvarle la vida a Osmar Espinoza González, de 35 años.

Así el hombre de oficio albañil se rindió ante la muerte al amanecer del domingo, luego de agonizar una semana en la que entró y salió varias veces al quirófano del Hospital “Lenín Fonseca”, donde intentaron lo imposible para salvarle la vida, apagada por el mortal impacto de un disparo de escopeta artesanal que dio en su abdomen, la noche del pasado 19 de diciembre.

En esa ocasión, el obrero de la construcción tomaba licor con otros amigos en una calle de la Zona 4 de Ciudad Sandino, cuando recibió el disparo a nombre del sujeto apodado “El Kakre”, quien anda huyendo.

El deceso de González confirmó los pronósticos de los médicos, quienes dijeron a su ingreso que sólo un milagro de Dios podría salvarlo de la muerte, señaló
su abuela materna, Concepción Espinoza.

Último ponche para el “Picudo”.

En otro caso que también involucra a armas hechizas, Jorge Alberto Moreira González, conocido como “El Picudo”, falleció, luego que la madrugada del 25 de diciembre lo ultimaron de un disparo en el estómago, hecho con una escopeta artesanal.

El teniente Jairo Orozco, de servicio en la Policía de Villa El Carmen, confirmó que por este crimen hay dos sospechosos detenidos, pero no reveló sus nombres porque todavía no se ha confirmado su participación en el homicidio.

Murió víctima de “Los Chancheros”

Minutos después de la madrugada del lunes, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Roberto Calderón” se rindió ante la muerte, José Reinaldo Cruz Aguirre, de 27 años. Un día antes, su hermano Óscar, murió de igual manera al ser atacados por los miembros de la pandilla “Los Chancheros” en un callejón de la IV Etapa del Reparto “René Schick”.

El deceso de José Reinaldo Cruz fue confirmado por su padre, don Marcial Cruz, quien señaló que Francisco Cruz, el tercer miembro de la familia agredido por “Los Chancheros”, sigue bajo pronósticos reservados en un hospital de la capital, luego de recibir un machetazo en la cabeza.

Por este doble crimen están detenidos como sospechosos dos varones y tres mujeres, reveló el apesarado padre, quien hoy por segundo día consecutivo, impotente, ve partir a otro de sus vástagos.