•   AL DIA / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |
  • END

Una luchadora madre nicaragüense volvió al país hace escasamente 13 días, luego de ir a traer a su hija de 17 años, a quien no veía desde hace ocho.

Claribel Daney Garth Suazo, la mamá, la había dejado en Blufields, bajo el cuidado de los abuelos maternos, mientras ella aquí conseguía trabajo y se forjaba un mejor futuro.

Al cabo de ocho años, decidió que ya era el momento para irla a traer y consolidar la reunificación familiar, junto con otros tres hermanitos menores que ya vivían con ella en Costa Rica.

El principal objetivo era que comenzara a estudiar, recordó ayer la madre en su casa, en Chilamante de La Virgen de Sarapiquí.

Sin embargo, ese sueño quedó hecho añicos el sábado por la tarde, cuando la jovencita fue arrastrada por la corriente del río Sarapiquí, a donde había ido a pasear junto a sus hermanos menores y el compañero sentimental de su madre.

El cuerpo apareció el domingo, a las 8 a.m, cinco kilómetros río abajo.