•   NUEVA GUINEA  |
  •  |
  •  |
  • END

Delvis Bravo Aragón, de 43 años, falleció de un impacto de bala que le propinaron en la tetilla izquierda como a las siete de la noche del primero de enero de 2011, en colonia El Serrano, ubicada unos 20 kilómetros al norte de Nueva Guinea, Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

La víctima estaba esperando que comenzara una fiesta para recaudar fondos y sufragar los gastos de la seguridad, pero no pudo porque antes que se iniciara la parranda, un sujeto que fue identificado como Eugenio Hernández arruinó la reunión.

Rosario Bravo, hermano de la víctima, dijo que Hernández era policía voluntario, pero el primero de enero andaba de civil y con un arma de fuego.

Huye armado

Hernández disparó contra la víctima a pocos metros de la puerta de la casa comunal donde se realizaría la fiesta, y luego se dio a la fuga, sin que nadie pudiera hacer nada para detenerle.

“Lo único que pido es castigo para el que terminó con la vida de mi hermano por razones que nadie sabe”, agregó.

Delvis Bravo era habitante de la Colonia El Serrano, pero jamás había tenido problemas con nadie, por eso su hermano está sorprendido.

Delvis Bravo dejó tres menores de edad en la orfandad, su vela se realiza en Santo Tomas, Chontales, a la espera de familiares que viven fuera del país.