Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Con lesiones en el abdomen y antebrazo derecho resultó una niña de cinco años, cuando uno de sus familiares manipuló pólvora cerca de ella.

El accidente ocurrió cuando la niña se encontraba en el corredor de su casa durmiendo en una hamaca, momento en el que el tío encendió una bomba, pero ésta no detonó hacia arriba, sino verticalmente, en dirección hacia la pequeña.

Mercedes Valdivia, de 30 años, aseguró que ella vio que una bola de fuego cayó en la hamaca donde estaba su hijita, por lo que salió corriendo gritando para que la ayudaran, pero nadie escuchaba debido al ruido provocado por los juegos pirotécnicos que en esos momentos estallaban despidiendo el año viejo.

“Yo corrí y le quité la colcha en la que estaba envuelta, pero la blusita que andaba se le pegó al cuerpecito, por lo que de inmediato con la ayuda de otra gente la trasladamos al centro de Salud del municipio del Cua”, dijo.

La niña se encuentra internada en la sala de Pediatría del Hospital Victoria Motta, donde se recupera de quemaduras de primer grado, según manifestaron las enfermeras de turno.

La menor fue la primera víctima que sufrió quemaduras durante las fiestas navideñas y fin de año, porque la Dirección General de Bomberos de Jinotega no reportó más heridos producto de la manipulación de pólvora.