Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

La operaria nocturna de una empresa maquiladora creyó que dejar a sus tres hijos con su padre era la mejor decisión, pero la realidad fue otra y cruel, porque el sujeto de 41 años violó a una de sus hijas, a la que narcotizó.

La niña de 12 años le pidió una pastilla para el dolor de cabeza y el sujeto le dio un somnífero y la durmió profundamente, refiere la acusación de la Fiscalía.

Esta situación fue aprovechada por el imputado para mancillar por primera vez a su hija la noche del 4 de noviembre del año 2008.

Al amanecer del 5 de noviembre, la menor al ver que había sido abusada le dijo a su verdugo que lo delataría con su mamá.

La advertencia de la víctima enfureció al sujeto que no tuvo reparo en amenazarla de muerte diciéndole que la ahorcaría.

La amenazó con la horca

“Si le decís a tu mamá te voy a ahorcar, nadie te va a creer porque va a ser tu palabra contra la mía”, refiere la víctima en el testimonio que rola en la acusación del Ministerio Público.

Ante la amenaza, la niña tuvo que callar y sufrir múltiples violaciones hasta los primeros días de agosto del año 2010, cuando la joven de 14 años inició un noviazgo con un muchacho.

La adolescente le contó a su novio la odisea que vivía y éste a su mamá, quien puso en conocimiento de lo que sucedía a la progenitora de la menor.

El abogado defensor, Oscar Antonio Boquín, alegó la supuesta detención ilegal del acusado de violación agravada, señalando que está detenido desde el pasado 31 de diciembre.

“La acusación no es congruente, porque la víctima no le dijo nada su mamá, pero sí le contó a una vecina”, expresó el abogado defensor.

Por los hechos antes narrados la Fiscalía acusó en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, al mal padre a quien el juez Carlos Solís le impuso la prisión preventiva, programándole audiencia inicial para el próximo 12 de enero.