•  |
  •  |
  • END

Fallece “chilero” celador
Róger Olivas / CHINANDEGA
Mientras laboraba en su turno como celador de la casa del Proyecto “Yo si Puedo”, frente a la popular Esquina de Norori, en la ciudad de Chinandega, falleció Juan Vanegas, de 55 años, víctima de un infarto. De acuerdo con José Lucrecio Pérez, también celador, su colega estaba sentado en una silla plástica en la salida del inmueble que habitó durante muchos años el creador del Son Nica, Camilo Zapata, cuando se desvaneció. Añadió que Vanegas fue trasladado de emergencia a bordo de un taxi hacia una clínica privada a las diez de la mañana, pero al llegar no tenía signos vitales. “El supervisor me comunicó que la vivienda estaba sola, debido al fallecimiento repentino de Juan, a quien apreciamos mucho porque era buen compañero”, afirmó Pérez. Por su parte, Elvin Osorio relató que entregó turno a las seis de la mañana del miércoles a don Juan, con quien conversó amenamente durante varios minutos acerca del trabajo. “Estaba sonriente, estuvimos chileando, lo miré tranquilo, estoy sorprendido porque no lo había visto mal de salud últimamente”, indicó el trabajador de la Alcaldía de Chinandega.

Jamileth Espinoza, encargada del área de estadísticas del Proyecto “Yo si Puedo”, recordó a Vanegas como una persona especial, comunicativa y afectiva, por lo que honrarán la memoria del celador trabajando con mayor ahínco en la reducción del analfabetismo.

Nueve perdieron la vida en Estelí
Máximo Rugama / ESTELÍ
La muerte anduvo “revoloteando” en Estelí durante las festividades de Fin de Año y Año Nuevo. Hubo dos muertes en accidentes de tránsito y siete personas se suicidaron.

Carmen Nereida Benavides Flores pereció en un fatídico accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 153 ½ de la Carretera Panamericana, exactamente en Los Chilamates. De norte a sur circulaba la motocicleta Jumbo, amarilla y azul, placas ES 0074, conducida por Mario Lumbí Moreno, quien realizó un giro indebido, perdió el control y se salió de la vía al lado oeste. En ese momento, Benavides, quien iba como pasajera, cayó e impactó contra un árbol, lo que le provocó exposición de la masa encefálica y, en consecuencia, la muerte. En tanto que en horas de la noche de este primero de enero, se reportó la muerte por asfixia mecánica de Obed Pérez Méndez, de 23 años, quien decidió quitarse la vida por la vía del ahorcamiento en su casa ubicada en el barrio Villa Esperanza. Con este joven despunta la lista de suicidas de 2011. El año pasado 17 varones se quitaron la vida mediante ahorcamiento, consumo de venenos y uso de armas de fuego.

30 emergencias en fin de año
Máximo Rugama / ESTELÍ
Más de treinta servicios de emergencias atendieron los socorristas de la Cruz Roja esteliana durante las festividades de despedida de 2010 y de recibimiento de 2011.

Una de las emergencias fue el accidente donde Erick Josué Ponce Castellón, de 21 años, originario del barrio 14 de Abril, sufrió un politraumatismo severo y excoriaciones, cuando circulaba en su motocicleta por una calle de la zona central de esta ciudad, y de manera intempestiva se le atravesó una vaca. El joven se orilló a un lado de la vía, pero las llantas de su moto derraparon y cayó sobre el asfalto; Keyling Dayana Rizo, de 9 años, también sufrió excoriaciones en sus piernas y golpes en todo el cuerpo, cuando intentó atravesar un tramo de la vía Panamericana y fue atropellada por el taxi placa ES 249; Glenda Patricia Benavides Talavera, de 30 años, originaria del barrio “José Benito Escobar”, en accidente ocurrido cerca de la iglesia de los mormones, en Estelí, sufrió excoriaciones en la rodilla y pierna izquierdas, al caer de la moto donde viajaba como pasajera de Marvin Acuña González, de 36 años.

La muerte lo esperaba detrás de la puerta
Janeth Oporta /NUEVA GUINEA
Ulises Antonio Peña Suárez, de 26 años, murió cuando un sujeto le propinó cuatro machetazos en el y uno en el antebrazo derecho. Suárez iba a Cerro Grande, pero al pasar por la finca de un productor llamado Cruz García, propiamente en una puerta, el hechor lo esperaba. Según vecinos de la comarca, observaron al sujeto merodeando, pero no imaginaban que era un asesino, quien huyó del lugar. El hecho ocurrió en la comarca Cerro Grande, ubicada unos cincuenta kilómetros al norte de la ciudad del Rama, el pasado primero de enero.

Según la versión policial dada por la inspectora Irela Torres, jefa de Relaciones Públicas, la persona que cometió el delito es Rosa Agustín Marenco.