•  |
  •  |
  • END

Esposado, con las manos hacia atrás, llorando y pidiendo un teléfono para llamar a su mamá, quedó Richard Antonio Ortez Gutiérrez, de 23 años, quien fue capturado por la Policía la madrugada del domingo, cuando transportaba 144 kilos con 799.3 gramos de cocaína.

La captura de Ortez, originario de Estelí, se produjo a la cuatro de la madrugada del domingo, cuando pasaba por el kilómetro 41 de la Carretera Panamericana Norte, donde permanecía un retén policial, informó el vocero de la Policía, comisionado Alonso Sevilla.

Junto a Ortez fue capturado Luis Alberto Coronado Espinoza, de 38 años, quien viajaba en una camioneta Toyota, verde, placas ES 05326, quien es el supuesto dueño de la droga.

El cargamento de droga iba oculto en un compartimiento adherido a la base de la tina de la camioneta Ford, azul, matrículas NS 2157, conducida por Ortez. Los 130 paquetes de droga incautados por la Policía tienen como distintivos las imágenes de un automóvil y de personajes infantiles como Mickey Mouse y Winnie the Poo.

Según las investigaciones policiales, la cocaína sería trasegada a Honduras por un “punto ciego”, en el sector fronterizo de Las Manos. El joven “mulero” confesó saber que transportaba la droga, pero aclaró que fue contratado para hacer el viaje por Luis Alberto Coronado.

La captura de Ortez y Coronado es parte del plan de “Fortalecimiento a la Seguridad Ciudadana”, iniciado por la Policía el fin de semana en todo el país, resaltó el comisionado Alonso Sevilla.