Máximo Rugama
  •   CONDEGA, ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Familiares y amigos sepultaron con gran pesar al labriego Camilo Federico Rivas Altamirano, de 58 años, quien pereció accidentalmente.

El teniente David Lazo, portavoz de la Policía esteliana, informó que de acuerdo con la versión dada a conocer por Erlinda Leomar Centeno Ruiz, su marido, Camilo Federico, salió de su casa hacia un riachuelo conocido como “La Quebrada El Tule”, sufrió un traspié y cayó sobre unas rocas.

Cayó al agua

A la hora del deceso, la víctima estaba en estado de ebriedad y llevaba un saco con ropa para que su hija Deyra del Carmen Olivas Centeno se la lavara.

Supuestamente el labriego falleció por sumersión y traumatismo.