Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

En diciembre del año pasado la Fiscalía acusó equivocadamente a un hombre por violar y embarazar a una niña que decían era su hijastra, pero ayer enmendaron su error sentando en el “banquillo de los acusados” al verdadero responsable.

Se trata del padrastro de la niña, quien según la Fiscalía fue mancillada a los ochos años y quedó embarazada dos veces, en 2005 y 2009.

Según el Ministerio Público, el hombre empezó a abusar de la pequeña desde el año 2000 hasta el 15 de septiembre de 2009, sin embargo, ayer sorprendentemente llegó a los Juzgados respaldado por la madre de la mancillada.

Ordenan exámenes

A solicitud del acusado, el juez Julio César Arias ordenó al Instituto de Medicina Legal tomar muestras de sangre del imputado, la víctima y los dos niños frutos de las múltiples violaciones.

“Los exámenes de ADN son para establecer si existe algún parentesco entre los hijos de la víctima y el acusado”, explicó el juez Arias.

El judicial también ordenó al Ministerio de la Familia asumir la tutela de las dos criaturas que hasta ayer estaban con su abuela materna, quien, según la acusación, ocultó las violaciones ordenándole a su hija que se cambiara el nombre y la edad, las veces que fue a dar a luz a los hospitales.

Otro método que el acusado utilizó para evadir la justicia, es que cada vez que la muchacha salía embarazada, cambiaba de casa y municipio.

Mientras se conocen los resultados del ADN, el padrastro deberá descontar nueve días de prisión preventiva.