•   Bluefields / END  |
  •  |
  •  |
  • END

Los daños colaterales por el diferendo político-territorial entre Nicaragua y Costa Rica ocasionan severas secuelas entre las familias de ambos países, drama que afecta a la familia de Don Carlos Luis Venegas y su esposa, Vanessa Martínez, de la provincia Caribeña de Limón, Costa Rica, que desde hace más de un mes no dan con el paradero de su hijo.

Se trata del joven Charly Venegas de 17 años de edad, quien se encuentra desaparecido desde el 8 de diciembre del año pasado, fecha en la que salió en faena de pesca en la zona de Barra El Colorado, sector Dos Aguas conocido como “El botadero”, cerca de la frontera con Nicaragua.

De acuerdo con su padre, el joven salió de pesca a bordo de una embarcación acuática (panga) de nombre “Azote” color negra por dentro, y gris por fuera con un motor Yamaha de 150 HP, propiedad del nicaragüense residente en Costa Rica, Alexis Zambrana Sequeira “Copete”, de unos 35 años de edad, y quien se encontraba a bordo con otros 2 jóvenes.

“Mi hijo salió con ellos, pero lo raro de todo esto es que sólo mi hijo y otro tico de nombre Marcos Barrantes Sanarrusia “McCoy” se encuentran desaparecidos”, relata don Carlos Venegas quien comentó que tras la desaparición, los dos nicas que “sobrevivieron” cuentan dos versiones diferentes a la OIJ (Organismo de Investigación Judicial) de Costa Rica.

Una de las versiones que narran es que había un mal temporal y fuertes vientos que dieron vuelta a la embarcación y los dos nicas fueron empujados a la orilla de la playa mientras los ticos permanecía en la embarcación y fueron arrastrados a las profundidades del mar, la otra versión que relatan el otro sobreviviente (Alexis Zambrana) es que una patrulla de la fuerza naval nicaragüense les dio persecución entonces, arrimaron a tierra y cada quien se escondió como pudo y creen que fueron capturados y detenidos.

La mayor preocupación de los padres es que aun después de poner la denuncia y acusación ante el OIJ, aun los que dieron las versiones diferentes, permanecen en sus comunidades como si nada hubiese ocurrido, mientras el paradero de su hijo es incierto y nadie les da explicación alguna.

Consternada y angustiada doña Vanessa Martínez cuenta que han recorrido durante un más de un mes la frontera entre Costa Rica y Panamá, la frontera con Nicaragua y llegaron a Managua, El Bluff y Bluefields buscándolo en cárceles o puestos de retención, pero ha sido en vano, aunque sus esperanzas de encontrar a los desaparecidos no se pierde. Si alguien los ha visto que avisen a las autoridades policiales más cercanas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus