•  |
  •  |
  • END

Por alteración al orden público “cayó” en manos de las autoridades policiales, Héctor Darío Escobar López, de 30 años, quien era buscado por acabar con la vida de Dorian Said Artola, de 13 meses de nacido, hijo de su compañera de vida, Angélica Zamuria Gutiérrez.

La captura la realizaron policías del Distrito Uno ubicado en el Mercado Oriental, cuando patrullaban cerca de la Iglesia Santo Domingo y observaron una trifulca en la que Escobar participaba.

“Aquí lo tenemos registrado por un delito menor que es alteración al orden público, pero ya se realizó coordinación con el Distrito Cuatro (de Policía), donde lo tienen circulado por el homicidio contra un menor de edad”, señaló el comisionado Pablo Mendoza, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial del Distrito Uno.

“Yo no hice nada, ni sé por qué me tienen aquí”, manifestó el detenido, quien será puesto a la orden de la Fiscalía para que responda por la muerte del infante.

El bebé falleció el tres de octubre de 2010, en el Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, debido a laceraciones en uno de los pulmones.

La denuncia fue interpuesta por Francisca Gamboa Gutiérrez, quien acusó directamente a Escobar López por el maltrato que sufría su hermana Angélica y su sobrino, en el barrio “Carlos Reina”, de Managua.

Según el Código Penal, la persona que prive a otra de la vida será sancionada con diez o quince años de cárcel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus