•  |
  •  |
  • END

NUEVA GUINEA

El pasado 15 de enero, Manuel Jirón Castillo, de 25 años, discutió fuertemente con su “media naranja”, Ana Francisca Sevilla González, de 19 años, y como si tuviesen un pacto de muerte le exigió tomar una porción de veneno, porque él haría lo mismo.

Los dos fueron a parar al Hospital “Luis Felipe Moncada”, en el departamento de Río San Juan, por ingesta de Racumín. Uno falleció y la otra se recupera.

Según la Policía a cargo de la capitana Rita Matus, el día de los hechos, Jirón Castillo obligó a su cónyuge a tomar veneno para ratas.

Minutos más tarde, él se tomó otra porción más grande, por lo que no sobrevivió.


(Colaboración)