• |
  • |
  • END

Varias versiones hay sobre la muerte violenta de un joven, por lo que la Policía Nacional investiga cada una de ellas, aunque ya se tiene plenamente identificado al presunto autor del homicidio.

La familia de Óscar Edmundo Sevilla Roque, de 26 años, se encuentra embargada por el dolor, desde que el joven pereció a consecuencia de tres impactos de bala, la noche del domingo último, en el Hospital Alemán Nicaragüense.

Según Miriam Carvajal, prima del infortunado, un joven llegó a avisarle que su primo estaba discutiendo con otro muchacho, por lo que salió y verificó la información. “Cuando salí, vi que se estaba dando la mano con él --Melvin, presunto autor del homicidio--. Después, Óscar caminó hacia el sur. Como a las seis de la tarde se escucharon los disparos, al salir de nuevo vi a Óscar frente a la casa de los Arana, tirado en el suelo”, relató Carvajal.

Asimismo, dijo que su tío Erick fue quien trasladó al herido en un vehículo particular hacia el centro asistencial, adonde llegó con vida, pero tres horas después falleció. Por su parte, la abuela de Óscar, doña Gloria, declaró que su nieto era un muchacho que cuando no estaba bajo los efectos del alcohol se portaba bien, y lamentablemente llegó el día de su cumpleaños sólo para que lo mataran.

La vela de Óscar se realizó de la gasolinera Shell, del kilómetro 7 de la Carretera Norte, tres cuadras al sur.

La Policía investiga…
Por su parte, el comisionado Fernando Borge, jefe de la Sexta Delegación de Policía, aseguró que se reservan las razones por la cual el joven identificado como Melvin José Obando Rivera, de 18 años, alias “Sahinito”, dio muerte a Óscar.

“Las investigaciones preliminares indican que Óscar estaba discutiendo, no se sabe por qué, con una persona identificada como “Pitín”, pero al que varios testigos reconocen como el autor de los disparos es a Sahinito”, expresó el comisionado Borge.

De igual manera mencionó que aparentemente el fallecido y el autor del homicidio eran amigos y de vez en cuando cometían ilícitos juntos. Aunque también expuso que “Sahinito” tenía antecedentes por robos con intimidación y con fuerza, además de ser un reconocido consumidor de drogas. Detectives de la Policía continúan las investigaciones para determinar el verdadero móvil del homicidio, ya que no quisieron revelar datos que entorpezcan las investigaciones. Uno de los móviles que se maneja es que fue una “pasada de cuentas”, falta saber por qué.