Lizbeth García
  • |
  • |
  • END

El juez Felipe Jaime Sandoval condenó a tres años de prisión a Anielka del Carmen López y a un año y medio a las dos personas que le ayudaron a sustraer del Hospital “Fernando Vélez Paiz” a un bebé, delito que no está del todo claro, porque el judicial aún no se explica cómo es que los robaniños tenían tarjeta para entrar y salir del centro asistencial, cuyo personal apoyó decididamente a los delincuentes, según el fallo.

El juez explicó en la sentencia que quería dejar consignado el hecho de que cuando la madre del niño se fue del hospital el día de los hechos, se llevó consigo su tarjeta de visita de su menor hijo, pero cuando la Policía Nacional allanó la vivienda de Anielka López, para recuperar al bebé el once de enero, encontró otra tarjeta de visita a su nombre, que el centro asistencial le habría extendido.

“Si durante el trayecto del juicio no se comprobó que esta señora tuviera un enfermo, ¿cómo es que ésta poseía una tarjeta y cómo es que logró llevarse al menor? Estas interrogantes solamente la Policía Nacional y el Ministerio Público podrán aclarar con posterioridad”, dijo el juez en la sentencia condenatoria que ayer les fue notificada a los tres acusados, quienes también podrían ser objeto de un juicio civil, porque quedó abierta esa vía para que Ledy Johana Reyes vaya a reclamar los daños y perjuicios que la sustracción de su hijo le deparó.

En el acápite referido a los agravantes y atenuantes, el juez dice que Anielka López planificó su crimen con anterioridad para no ser descubierta, “y estoy plenamente convencido de que ésta tuvo apoyo del personal interno del hospital para ejecutarlo, empleó astucia y consiguió engañar a la madre”, dice textualmente el fallo.