Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END
Balea a niño futbolista
María José Aguirre / NINDIRÍ, MASAYA
Realizando uno de sus pasatiempos preferidos, jugar fútbol, el niño Ricardo Virgilio Morales Alvarado, de siete años, sin intención pateó tan fuerte su pelota que la envió directo al predio vacío de uno de sus vecinos, quien inescrupulosamente, al ver al menor introducirse en su vivienda, le disparó a quemarropa. Según versión de otros vecinos, el hecho ocurrió a eso de las dos de la tarde y sorprendió a toda la comunidad, pues el autor, de quien se desconoce su identidad, era conocido sólo como una persona “apartada” y casi un ermitaño, “pero no como asesino”, expresaron algunos. Por su parte, los familiares del menor, luego del incidente, lo trasladaron de inmediato al Hospital “Humberto Alvarado Vásquez”, de Masaya, pero debido al estado delicado, fue enviado al Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua. Ricardo Virgilio ingresó al centro médico con una herida en la frente, y con la bala aún incrustada en el cráneo. La Policía de Masaya ya tiene detenido al autor de esta agresión, pero es un adulto mayor de quien no se brindó mayores datos. El hecho sucedió exactamente de la Zona Franca Cupido, cien varas al norte.

Robos con fuerza en Granada
Ingrid Duarte / GRANADA
La Policía del departamento de Granada registró durante el fin de semana una alta cantidad de robos con fuerza. Entre ellos, uno del que fue víctima Yelba Aguilera Espinoza, de 51 años, residente en el Reparto San Juan, quien manifestó que salió a hacer algunas diligencias, pero al regresar, a media mañana, encontró abiertos el portón de acceso a la casa y la puerta principal. Entró a su habitación y se dio cuenta de que le habían sustraído una pistola 9 milímetros, una computadora portátil Compus y varias joyas. En el cuarto que ocupa una amiga faltaba una escopeta calibre 12, un collar de jade con brillantes y 500 dólares en efectivo. Otro robo tuvo como víctima a los miembros de la asociación local de El Capulín número Uno, Alcohólicos Anónimos. Su líder, Jerónimo de Jesús Silva Centeno, denunció ante las autoridades de Policía que el grupo se reunió el domingo, hasta las ocho y media de la noche y al retirarse dejaron bajo llave las puertas, pero al regresar, al día siguiente, encontraron abierta la puerta trasera y el faltante de diez sillas plásticas, valoradas en 800 córdobas, una cafetera y 80 metros de alambre eléctrico de la parte interna y externa del local. Más tarde, los agentes también recibieron la queja de Daniel Aragón Sovalbarro, quien dice que sufrió un robo en la entrada al Centro Turístico “Lorenzo Guerrero”, de Granada, cuando junto a su esposa, Darling Hüeck Martínez, paseaban por el lugar. Según la denuncia, las víctimas habían dejado aparcada su camioneta celeste, placas M003-666, para darse un baño en las aguas del Lago Cocibolca, pero al regresar, dos horas después, observaron que quebrado el vidrio de la puerta delantera derecha. Al revisar, les hacia falta 140 dólares en efectivo, 400 córdobas, las llaves de la casa, la licencia de conducir, tres tarjetas de crédito de diferentes bancos, dos celulares y varias prendas de vestir.

Agredido “por caer mal”
María José Aguirre / MASAYA
Dos sujetos, conocidos únicamente con los alias de “Kaká” y “Jimmy”, fueron los autores de la tremenda golpiza que recibió el joven Luis Xavier Marín, de 24 años, cuando se dirigía a su casa, ubicada en la comunidad del Valle de la Laguna, del cementerio 200 metros al este. Según la víctima, los vándalos primero lo ofendieron cuando pasó cerca de ellos, y luego le dieron persecución; “por lo que tuve que correr, pero me alcanzaron”. Fue en ese instante cuando los dos agresores se dispusieron a golpearlo y darle de puntapiés en el rostro y en el cuerpo, hasta dejarlo casi desmayado. La Policía logró capturar a uno de los delincuentes, Holman Dávila Ruiz Arias, de 32 años, no así al otro, de quien se desconoce su identidad. La agresión ocurrió este fin de semana a eso de las dos de la tarde, y según testigos, el joven fue golpeado únicamente por caerle mal a “Kaká” y a “Jimmy”.

Asalto y golpiza a madre e hija
María José Aguirre / MASAYA
Karla Vanessa Nicaragua Useda, de 21 años, originaria de Masaya, fue la joven que la tarde del fin de semana, al dirigirse a su casa junto a su niña, de tres años, fue golpeada y asaltada por un delincuente. Un informe policial señala que la víctima del incidente transitaba por el sector de Monimbó, a bordo de su bicicleta montañera, cuando de repente un desconocido las aventó y de forma violenta arrebató su medio de transporte. Posterior a la fuga del individuo, la ciudadana pidió ayuda a unos familiares que se encontraban en las cercanías del hecho, quienes a lo inmediato persiguieron al ladrón y lo lograron capturar. El malhechor fue identificado por los agentes del orden como Francisco Javier González, de 18 años, habitante de Masaya, y con un extenso récord de delitos en su expediente.