•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

El vuelco de una camioneta en el kilómetro 101 de la carretera León-Poneloya, en horas de la noche del viernes, ocasionó la muerte de una persona y al menos 12 lesionados, entre ellos cinco de gravedad. Además se registró en la localidad el deceso de un menor electrocutado y un suicidio.


En el accidente pereció de manera instantánea el profesor Ricardo Samuel Delgado Caballero, de 46 años, quien tenía más de 20 años de ejercer el magisterio y hace tres meses se graduó como abogado.


Al momento de la tragedia el  docente retornaba de Poneloya junto con sus compañeros de trabajo, después de asistir a un seminario de reforzamiento educativo.


La camioneta gris, Hilux, placa CH-14574 era conducida por Ivania Manzanares, de 46 años, quien sufrió golpes y excoriaciones en distintas partes del cuerpo, confirmó la Policía.


El fatal accidente tuvo como escenario una curva en el sector de la comunidad “La Gallina”, sitio donde  Manzanares giró imprudentemente, produciéndose el vuelco.

Dos graves
Susana Rodríguez, oficial de turno de la Cruz Roja en León dijo que dos de los doce lesionados en el accidente fueron ingresadas en condiciones reservadas al hospital de la ciudad.


Los lesionados cuyo pronóstico es reservado son Esther Lira, 27 años y Brenda Mendoza Baca, de 28, indicaron las autoridades.


A distintos hospitales de la capital fueron trasladadas Griselda Pichardo de 24 años; Gissel Medal Correa de 30 años, quien está embarazada y la niña  Ximena Sánchez Manzanares, de 9 años.


El director del Hospital Escuela de León manifestó que los doce accidentados recibieron los primeros auxilios en la unidad de salud más cercana al lugar del percance.

Niño electrocutado

Elías Antonio Varela, de 12 años, oriundo del reparto “La Arrocera” que se ubica en la parte sureste de la ciudad de León murió electrocutado al rozar un cable de alta tensión.


La desgracia se produjo la tarde del viernes cuando  fuertes vientos provocaron que se reventaran y cayera el alambre de alta tensión, que luego, rozó el niño muriendo de manera inmediata.


Familiares y vecinos de la víctima expresaron que la tragedia se pudo haber evitado si las cuadrillas de reparación de la empresa que brinda el servicio de energía hubieran acudido de inmediato al llamado de quienes dieron parte sobre la caída del cable de alta tensión.


Suicidio
En horas de la madrugada del sábado se  reportó  el fallecimiento de Faustino Pérez Gámez, de 54 años, quien supuestamente decidió acabar con su existencia propinándose un disparo en la cabeza con un revólver calibre 38.
Para las autoridades y familiares del suicida todavía se desconocen las causas que empujaron a Pérez a quitarse la vida.