•  |
  •  |

Dos hombres acusados de crímenes acontecidos en los años 2009 y 2010  en Managua fueron absueltos la tarde del pasado viernes.


El primero en ser liberado de toda culpa es Alfredo Augusto Presilla Arce, a quien la Fiscalía acusó de robo agravado y asesinato en perjuicio del señor Lenín Zeledón Altamirano.


Zeledón  fue encontrado sin vida en su habitación la madrugada del 11 de octubre del año pasado.


En aquel entonces la Policía estableció que el móvil del crimen fue el robo de una caja fuerte donde la víctima tenía guardaba dinero y objetos de valor.


Tres meses después la recién nombrada juez suplente del Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio de Managua, Yahara Guevara Alemán, determinó la no culpabilidad del acusado.


Según la judicial,  el Ministerio Público con las pruebas que aportó  en el juicio  no desvirtuó la presunción de inocencia del acusado.


El fallo de Guevara generó la inconformidad de la familia doliente, pues señalaron que la encargada de impartir justicia no tomó en cuenta el relato de Carlos Rivers, llevado a declarar con el auxilio de la Policía.


Rivers expresó que Prisilla fue quien lo encañonó con una escopeta la madrugada en que robaron y mataron al señor Lenín Zeledón.

Solo quedó uno
Horas más tarde en el Juzgado Octavo Distrito Penal de Juicio, un tribunal de jurado  emitió sendos veredictos de no culpabilidad a favor de Ramón Bency Thomas.


Bency fue  acusado en calidad de coautor por el asesinato de la señora Viola Rebeca Archibold Rodríguez acontecido en diciembre del año 2009.


El crimen de la señora Archibold conmovió a la población, pues fue enterrada con un nombre falso en el Cementerio “Milagro de Dios” y para que alcanzara en el ataúd quien la mató le cortó una pierna.  


El otro acusado de haber participado en el asesinato,  Michael Ángelo Pérez, meses atrás fue declarado culpable por ambos delitos y está pendiente que le sea notificada su sentencia que podría ser la pena máxima de 30 años de prisión.