•  |
  •  |

“La indolencia de la Fiscalía más la benevolencia del juez Víctor Manuel Molina han dejado en la impunidad la muerte de mi hermana, Brenda Urbina Rizo”,  denunció Ada María Urbina.


La denunciante aseguró que por las circunstancias antes mencionadas, Yoli Flor Kúlke Núñez sólo estuvo dos días en prisión.
La tragedia aconteció la madrugada del 2 agosto de 2010, a la altura del kilómetro 13.7 de la carretera Managua-Masaya, cuando la víctima regresaba de su trabajo en el Club Terraza.


Yoli Flor Kúlke manejaba ebria con 2.84 grados de alcohol por cada litro de sangre, según el informe de las autoridades de la Dirección de Tránsito de la Estación Cinco de Policía.

Golpe bajo

Dos días después, en la audiencia preliminar, la entonces juez suplente María Mercedes Rocha ordenó la libertad de Kúlke.
Esto porque así lo pidió en el escrito acusatorio la fiscal auxiliar Denisse Maltez, explicó en su momento la judicial a la familia doliente, refirió Urbina.


Maltez pidió para la acusada sólo medidas  alternas como la presentación periódica ante la Oficina de Control de Procesado y la vigilancia de una familiar.

Sentencia retroactiva
El 13 de diciembre de 2010, Yoli Flor Kúlke  aceptó los cargos formulados en su contra, pero aunque en la acusación se señala que  manejaba bajo los efectos del alcohol, el judicial tipificó los hechos como simples lesiones, y como homicidio imprudente y no agravado.


Esto le permitió que Kúlke recibiera una pena de cuatro años y seis meses, y obtuviera automáticamente la suspensión de la ejecución de la pena.


“Ésta es una sentencia de mentira, porque en ella se  establece que la misma expira el 4 del agosto de 2010, es decir, que la acusada cumplió la pena desde antes de ser condenada”, subrayó Ada María Urbina.

Versión judicial

El juez Víctor Molina en declaraciones vía telefónica reconoció que puso la pena mínima a la condenada Yoli Kúlke Núñez, “pero de acuerdo con lo establecido en el Código Penal”,  explicó el encargado de impartir justicia.


Al referirse a la tipificación del delito, Molina dijo que la misma es provisional, y sobre el reclamo de que la condena expira en la misma fecha en que se realizó la audiencia preliminar --4 de agosto, 2010--, Molina señaló que se trata de un “error de teypeo” que el juez de Ejecución de Sentencia y Vigilancia puede corregir.