•  |
  •  |

En estado de descomposición y con las vísceras expuestas, producto de una estocada, fue encontrado ayer en un predio montoso, en horas del mediodía, un desconocido que tenía  entre  20 y  25 años, de cabello café teñido y  piel morena.


Además de la estocada en el abdomen, el infortunado tenía otras heridas en el brazo izquierdo y en el cuello.  Al parecer el victimario o sus victimarios llevaron al muchacho al lugar para asesinarlo y luego lo arrastraron por unos metros, según revelan las primeras pesquisas hechas por los agentes de la  subdelegación del Distrito III de Policía.


Los vecinos de la zona conocida como  “Chilo Mora”, ubicada en el kilómetro 9 y medio carretera vieja a León, dos kilómetro al sur, cerca de Nejapa, estaban asombrados por el hallazgo del cadáver.


Allan Mayorga, quien encontró el cuerpo sin vida, explicó que él andaba pastoreando y cazando garrobos, cuando vio las moscas y luego sintió el mal olor.
Los habitantes del lugar comentaron que éste es propicio para los crímenes, por su difícil acceso y la  maleza existente, de forma tal que ésta es la segunda vez que matan a alguien y llegan a botar su cadáver ahí.


El cuerpo fue  trasladado a la morgue del Instituto de Medicina Legal, en espera de que algún familiar lo identifique.