•  |
  •  |

Un impacto de bala en la cabeza mantuvo por varios días en agonía a Manuel de Jesús Reyes Alemán,  de 26 años, en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, pero  la madrugada del pasado domingo se rindió a la muerte.


Al parecer el sepelio de Reyes  será violento, porque “Los Cancheros”, del barrio “Milagros de Dios”, siguen amenazando a sus familiares y vecinos.


“Los Cancheros” siguen amenazándonos, vinieron a la vela y dijeron que uno a uno van a ir muriendo los muchachos de este barrio, no se aguanta esta delincuencia”, dijo una de las amenazadas, quien prefirió omitir su nombre por temor a represalias.

Quería “enderezarse”
“Hasta los mismos chavalos dicen que nadie les hace nada, porque el jefe de sector vive con la mamá de uno de ellos. Y puede ser, porque aquí viene ese hombre a desarmar a los chavalos y por eso los matan, porque no tienen cómo defenderse”, denunció una de las habitantes del barrio a  los agentes del Distrito VII que llegaron a investigar el caso, pero estos no confirmaron ni rechazaron  la afirmación de la mujer.


Flor de María Alemán comentó que su hijo había abandonado los malos caminos y “había aceptado a Cristo” mediante la evangelización.


“Él estaba en una esquina del barrio escuchando música evangélica, porque quería componerse, y ya había aceptado al Señor, tenía puesto unos auriculares y no se dio cuenta del enfrentamiento de pandillas que se daba, porque en ese momento iba a comprar a la pulpería, cuando fue sorprendido por detrás por sus atacantes”, relató la madre.


Las autoridades del Distrito VII de Policía han capturado a ocho jóvenes que participaron en el enfrentamiento de pandillas, entre ellos al señalado de haber accionado el arma de fuego, Douglas de Jesús Pérez Meneses, de 21 años.