Lésber Quintero
  • |
  • |
  • END
Rivas

Un reconocido gallero de la ciudad de Rivas pereció este lunes, a causa del impacto de una piedra que le lanzó a la cabeza un desconocido, cuando el afectado circulaba en motocicleta, en compañía de un amigo, en los alrededores del cementerio de Popoyuapa.

El sector donde ocurrió la tragedia es frecuentado por antisociales que se ocultan, sobre todo en horas de la noche, para cometer sus fechorías, tal y como sucedió en este caso.

La víctima, identificada como Marcos Antonio Villarreal Acevedo, de 62 años, logró sobrevivir a la pedrada unas pocas horas, ya que el golpe lo recibió a las siete de la noche del domingo y falleció a las dos de la tarde del lunes, cuando sus familiares lo trasladaban del Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua, hacia su casa, ubicada en el barrio El Palenque.

Los galenos del hospital capitalino habían descartado cualquier signo de recuperación y le daban escasas horas de vida a Villarreal Acevedo, tal y como sucedió, por lo que sus familiares optaron por llevarlo a morir a su residencia.

Mercedes Amador, cónyuge del reconocido gallero, indicó que su marido andaba en el municipio de Buenos Aires, en una moto que conducía Martín
Aguirre, y cuando regresaban a Rivas los antisociales los atacaron a pedradas al pasar frente al cementerio, aprovechando que es una zona oscura.

Caída al pavimento fue fatal

Sin embargo, los delincuentes sólo atinaron en la humanidad de Villarreal Acevedo, quien aparentemente al recibir la pedrada se mareó y cayó al pavimento.

“Luego fue trasladado por su amigo en taxi al hospital de Rivas, de donde fue remitido minutos después al hospital de Managua, pero los médicos me explicaron que la caída al pavimento fue la que más dañó el cerebro de mi hermano, ya que le fracturó casi todo el cráneo”, señaló don Alfredo Villarreal Acevedo.

De acuerdo con don Alfredo, él fue quien estuvo las últimas horas con su hermano, al que los galenos desahuciaron a las siete de la mañana del lunes. Los restos del gallero fueron sepultados este martes, en el cementerio de Rivas.