• |
  • |
  • END

LAS MINAS, RAAN
Unos tres minutos de enfrentamiento a balazos entre tres agentes policiales con igual número de asaltantes puso en vilo a la comunidad Fenicia y caseríos vecinos en horas de la madrugada. El hecho ocurrió en el puente del mismo nombre, en Rosita, Región Autónoma del A-tlántico Norte.

Aunque las circunstancias estaban dadas para esperarse un resultado fatal en ambas partes, se confirmó que no hubo víctimas en este intercambio de disparos. Y es que la Policía, en voz alta, ordenó el alto a los tres sujetos hasta ahora desconocidos, al sorprenderlos armados, casi a un metro de distancia.

Amparados en la oscuridad
La oscuridad fue la principal cómplice de los sorprendidos, ya que tuvieron la oportunidad de levantar sus armas y mientras retrocedían abrieron fuego contra los agentes, originándose una balacera que terminó con la huida de quienes horas antes habían asaltado a un vendedor de cigarros.

Esta banda, a las dos de la tarde del día anterior, en el lugar llamado La Bodega, jurisdicción de Rosita, interceptó una camioneta de la Tabacalera número 300, placas M 083-086, y a su vendedor, Léster Alexander Martínez Ocampo, junto al conductor, César Rivera Rodríguez, a quienes despojaron de unos cinco mil córdobas en efectivo, tres celulares y una cantidad aún no determinada de cajas de cigarrillos.

Los tres celulares, Sony Ericcson, entre ellos uno con cámara integrada, valorado en más de 400 dólares, fueron reconocidos por sus dueños, tras ser encontrados dentro de un bolso verde, dejado por los atracadores en el lugar de la escaramuza. También dentro del bolso se encontraron tres camisas camufladas y un pantalón del mismo estilo, además de varios sacos y bolsas plásticas.

En la escena de la balacera había unos 30 proyectiles percutados, se halló un cargador con 23 balas y con capacidad para almacenar 40, además de un machete tipo cutacha con su respectiva cubierta. El jefe policial de Rosita, teniente Alex Chacón Mora, asegura que las investigaciones para dar con los asaltantes van por buen camino y que su captura sólo es cuestión de tiempo.