• |
  • |

Veintidós años de prisión solicitó la Fiscalía para los tres hombres que fueron declarados culpables del robo agravado seguido de homicidio perpetrado contra el empresario Mayron Khighp Cárdenas, propietario de la hielera “La Pinolera”.


Alejandro Salvador Ramírez, Julio César Méndez y Mauricio Antonio Rojas, ultimaron al costarricense Khighp de un impacto de bala, la madrugada del 16 de julio del año 2010, cuando descansaba en un apartamento ubicado en los predios de la hielera.


La culpabilidad de Ramírez y Méndez quedó demostrada con las huellas dactilares que dejaron en la camioneta que robaron en la hielera, y con los residuos de pólvora encontrados en sus manos, explicó el fiscal auxiliar Guillermo Alemán.


Otra prueba que la Fiscalía aportó contra estos imputados fue el reconocimiento que de ellos hicieron la esposa de la víctima y el taxista, a quien le chocaron el vehículo con la camioneta robada en la entrada a residencial “Las Mercedes”, en Managua.

Apelarán
La participación de Rojas, quien era vigilante de la hielera, se demostró con el testimonio del investigador que aseguró que éste le pidió a los otros dos procesados que lo dejaran amarrado para que no hubiesen sospechas sobre él después del sangriento atraco, indicó el representante del Ministerio Público.

15 por homicidio
Durante la audiencia de debate de pena, el fiscal Alemán pidió que los sentenciados sean condenados a 15 años de prisión por homicidio y siete más por robo agravado.


Por su parte los abogados se limitaron a decir que apelarán de la resolución del juez Sergio Amador Perezalonso, quien programó para el próximo 9 de febrero la lectura de sentencia condenatoria.