• ESTELI |
  • |
  • |

La familia de Carlos Rodolfo Espinosa Arcia, de 43 años, está triste. Ayer lo acogió en su seno, ya fallecido, pues desde hace siete años viajo a Estados Unidos en busca de mejoría económica para su familia, pero encontró la muerte de forma violenta.


Y es que en circunstancias aún desconocidas para la familia, que reside en la ciudad de Estelí, murió en Meryland, Estados Unidos, y su cuerpo fue repatriado este sábado para darle cristiana sepultura en la que fuera su tierra natal.


Carlos Rodolfo, quien tenía varios hermanos, trabajaba en la casa de un matrimonio de latinos, y el día del incidente a sus empleadores les extrañó que faltara a su trabajo y no sabían lo que había sucedido.

Sollozando incontenible doña Francisca Arcia no se explica cómo y por qué le quitaron la vida a su muchacho.Aunque la familia del infortunado prefiere no ahondar en las especulaciones se rumora que la Policía estadounidense lo capturaron, pero luego lo dieron por muerto.


Por su parte, la familia del fallecido rechazó las informaciones publicadas en un periódico estadounidense que lo vincula a un supuesto asalto a una institución bancaria.


Su meta era trabajar para sacar adelante a sus dos hijos, entre estos una adolescente de catorce años y un varón de 17.


Las señoras Nelly Gioconda, al igual que María del Carmen, hermanas del difunto, pidieron al gobierno de Nicaragua que profundice en las investigaciones para que esta muerte no quede en la impunidad.