• El Tortuguero / RAAS |
  • |
  • |

La comunidad de Caño Wilson, del municipio El Tortuguero, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, ayer quedó estupefacta por los hechos de sangre producto de los cuales perecieron tres personas, una de ellas decapitada.


Según la información, Erasmo Guzmán Urbina, de 30 años, llegó a la propiedad de Marcos Antonio Rivas López, de 32, y preguntó por él a su esposa Fabiana Méndez Gómez, de 32 años, quien estaba en compañía de Terencio Hurtado López, de 49 años, y de la adolescente Alejandra Rivas Méndez, de 15 años.


Al no encontrarlo en ese momento, Guzmán Urbina sacó una pistola 9 milímetros y dijo que mataría a todos los que entraran en la casa, asestando un certero disparo en la cabeza de doña Fabiana, y luego apuntó hacia el señor Hurtado López a quien le disparó en la cara.


La adolescente, al ver lo que ocurría salió corriendo a un potrero y se encontró con el señor Rivas López, quien vio que tras ella venía el agresor. Éste trató de disparar en dos ocasiones su pistola, pero no percutó, momento aprovechó Rivas López para desarmarlo.


Fue entonces que quien era la víctima tomó el arma de su agresor y le disparó en la cabeza, pero la herida no fue suficiente, y se incorporó para luchar, pero Rivas López, que traía un machete, en defensa propia --de un solo tajo-- cortó la cabeza de Guzmán Urbina. Luego con indignación pateó la cabeza, que rodó y quedó a varios metros del cuerpo sangrante.


Luego del incidente, las autoridades policiales llegaron a la localidad, incautaron la pistola 9 milímetros, el machete y detuvieron a Rivas López. Señalan que hasta el momento se desconocen las motivaciones de Urbina para actuar como lo hizo, y las autoridades investigan a fondo los hechos para determinar responsabilidades.