• LAS MINAS, RAAN |
  • |
  • |

Los resentimientos malignos que se había guardado Denis Betanco, de unos 35 años, contra su nuevo patrón, Gilberto Wilson Pizarro, de 40, provocaron que se le saliera el demonio, porque sin piedad lo atacó a machetazos y no paró hasta que lo descuartizó, en el empalme del lugar conocido como Labú, jurisdicción de Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.


Fue tanto el odio que acumuló Betanco, que le cercenó a Wilson, promotor de peleas, las dos manos, le cortó la oreja derecha, la frente, parte del dorso y le partió en dos el cráneo.


Un amigo del infortunado relató que éste se encontraba reparando la postería de la hacienda de su esposa, Marlene Martínez Chavarría, y cargaba un poste en el hombro derecho, cuando el mandador, montado en su caballo y en actitud desafiante, le reclamó por qué lo había despedido.


En el momento que el patrón dejó a un lado el poste y le explicaba las causas de la rescisión de su contrato laboral, el mandador no pudo contener su ira y reaccionó furibundo.

Se las cortó de un tajo
Inmediatamente sacó del lado derecho de la montura un filoso machete y desde el equino que montaba, le propinó con fuerza los primeros filazos que fueron en dirección al rostro de Gilberto Wilson, quien en un intentó de protegerse, interpuso sus dos manos, las que cayeron cortadas al suelo.


En esas condiciones el infortunado intentó huir hasta la casa de la hacienda, pero por el terreno accidentado trastabilló y se cayó, siendo alcanzado por el criminal, que se bajó del caballo y sin misericordia alguna lo remató, hasta dejarlo con la masa encefálica expuesta y casi hecho picadillo.


Un amigo de la víctima que participó en la preparación post mortem del cadáver, reveló que fue difícil unir el cráneo con vendas, porque estaba partido a consecuencia de tantos filazos.


La víctima contrajo matrimonio civil con Marlene Martínez, lo que al parecer no fue del agrado de Denis Betanco, quien desde hacía diez años laboraba como mandador de la hacienda.

Arrestado
En un inicio Betanco trabajó a disposición de Álvaro Rugama Zamora, su primer patrón, un ex – concejal regional que murió en un accidente automovilístico en el puente Wany la tarde del 6 de diciembre de 2007.


EL NUEVO DIARIO conoció que el 30 de diciembre del año pasado, Betanco y Wilson tuvieron una discusión por unas pachas para las crías del ganado.
Wilson también le reclamó al mandador por asuntos de “libertinaje”. Se supo que la tarde del domingo la Policía capturó al criminal, versión que no se pudo confirmar de manera oficial.


Ayer lunes, en medio de un aguacero, Gilberto Wilson Pizarro fue sepultado. Su familia clama por justicia y espera que el señalado purgue 30 años de prisión por el espeluznante crimen.