• |
  • |

El testimonio de la madre y el dictamen médico legal son las principales pruebas que tiene la Fiscalía para incriminar a William Francisco Sánchez, quien enfrenta cargos por abuso sexual en perjuicio de una tierna que está refugiada en uno de los 15 albergues abiertos en Managua tras el paso de la tormenta “Mateo”.


El abuso sexual ocurrió la madrugada del 21 de enero, cuando Sánchez se levantó de su dormitorio, se dirigió a la cama donde descasaba la niña y le tocó sus partes íntimas, refiere el escrito acusatorio.


La madre de la niña explicó que ella se percató de lo sucedido al escuchar el llanto de la niña y vio a Sánchez correr a su cama.


A consecuencia de los tocamientos lúbricos, la niña sufrió una laceración, según el dictamen médico legal.


Una semana después, el hombre volvió a intentar tocar a la pequeña, pero fue descubierto por la madre.


La jueza Cuarto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Martha Lorena Martínez, le impuso la prisión preventiva al imputado y le programó audiencia inicial para el 15 de febrero.