•  |
  •  |

Frustrada salió de los Juzgados de Managua, María Martínez Ruiz, porque uno de los presuntos asesinos de su hijo, Freddy Zamora Ruiz,  quedó libre  porque  es menor de edad.


Freddy Antonio Zamora Ruiz, de 26 años, fue ultimado de nueve balazos, hecho acaecido  en la puerta de su casa ubicada en el barrio “Las Torres”,  la noche del 13 de octubre del año 2010.


El juez Décimo Penal de Audiencias,  Carlos Solís,  explicó que ordenó la libertad del adolescente, porque fue  él quien en su momento giró la orden de captura.
“Este es un caso distinto porque cuando remiten al juez a alguien sin que se sepa su edad y después uno se da cuenta que es menor,  se remite  a la orden del juez de adolescentes, pero siempre en prisión”, explicó el judicial.


El imputado que usa tres identidades  tiene un sobrenombre para cada una de ella: “El Diablito”, El Chino” y “El Pijul”.

Otro liberado

Otro menor también se salvó de enfrentar la justicia ordinaria por un asesinato,  porque su progenitora demostró con una partida de nacimiento que él tiene 17 años.


La Fiscalía le imputa la coautoría del asesinato perpetrado contra Marlon Torres Landez,  a quien lapidaron y apuñalaron  a la medianoche del 27 de noviembre del año 2010,  cuando la víctima estaba por llegar a su casa en el barrio “Grenada”.


Por este asesinato, el menor se sentará en el “banquillo de los acusados” el próximo 4 de marzo. Orlando Jara Fonseca  enfrenta juicio por este mismo asesinato, pero en un juzgado para adultos, y aún está pendiente la captura de un tercer involucrado.