•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Una mujer del municipio de San Jorge señalada por el Ministerio Público por vender el cuerpo de una adolescente que escapó de un albergue, fue declarada culpable, pese a que en el proceso negó la acusación.

 

Georlene Siezar Urbina,  de 24 años, fue inculpada por proxenetismo agravado en perjuicio de una adolescente de Chinandega de 14 ó 15 años, según dictamen del médico forense.


La víctima había llegado a un albergue de la ciudad de Rivas junto con dos hermanos, tras perder a su mamá en un accidente de tránsito y quedar a la intemperie, pero a finales de septiembre de 2010 escapó del hogar sustituto donde se alojaba y fue a parar  al hogar de Siezar Urbina, quien, según la Fiscalía, la comercializó sexualmente entre los meses de octubre y noviembre.

Ocho años de prisión
La víctima conoció a  Siezar Urbina a través de una compañera de clases que la llegaba a buscar al albergue, quien le informó que la mujer necesitaba  una persona para que le cuidara a un niño, por lo que de esta manera se quedó dentro del hogar de la acusada.


La acusación revela que posteriormente Siezar Urbina comenzó a vender el cuerpo de la adolescente,  manifestándole que se tenía que acostar con hombres o clientes que llegaban a su casa,  para conseguir el dinero que necesitaba para alimentarla y darle la ropa.


El proxenetismo quedó al descubierto cuando la víctima,  cansada del calvario que le tocaba vivir, escapó de la casa que alquilaba Siezar Urbina y buscó el apoyo de una vecina  que denunció todo a la Policía.


La fiscal Yajaira Largaespada indicó que la Fiscalía solicitó ocho años de prisión para la reo, pero la jueza que tramita la causa leerá su sentencia condenatoria mañana viernes once de febrero.