•   AL DÍA / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

Un nicaragüense de apellido Guzmán, de 45 años, fue arrestado por oficiales de la Fuerza Pública local, como presunto responsable de violar e intentar asfixiar a una niña de tan solo tres años, que ingresó a una vivienda donde solían regalarle algunas golosinas.


El hecho ocurrió el lunes  pasado la 1 p.m. en el asentamiento campesino El Valle, situado 19 kilómetros al norte de Guatuso.


De acuerdo con el abuelo de la menor, la niña había salido con su madre para darle de comer a unos cerdos, que estaban a 800 metros.


Durante el recorrido, tenían que pasar frente a la casa de una mujer de 60 años, quien acostumbraba regalarle dulces a la niña. Sin embargo,  la mujer no estaba, ya que había salido hacia Tilarán, al funeral de su madre, afirmó una fuente.
El abuelo explicó que su nieta se adelantó e ingresó a la vivienda donde, al parecer, permanecía solo el sospechoso.

La pequeña gritó
Al llegar frente a la casa, a la madre le extrañó verla cerrada, hasta que escuchó los gritos de su hija, por lo que corrió hasta la puerta y la abrió.


“Tenía a la niña en la cama y la estaba intentando asfixiar con su ropa interior. Al escuchar los gritos varios vecinos salieron a ver qué pasaba y se sorprendieron”, comentó aún consternado.


Una fuente judicial indicó que la menor presentaba varios golpes y marcas en su cuello. Fue remitida a la clínica local y luego a Medicatura Forense donde le efectuarían varios exámenes.


Gerardo Araya, jefe policial de Guatuso, afirmó que cuando llegaron al lugar los vecinos ya habían detenido al sospechoso, que ahora tiene causa pendiente  por el delito de violación y tentativa de homicidio.