•  |
  •  |

El coronel del Ejército de Nicaragua de iniciales F.J.M.B  enfrenta cargos por violación agravada y explotación sexual en perjuicio de sus dos hijastras.


F.J. M.B  mancilló a sus hijastras de 21 y 11 años entre el segundo semestre de 2009 y el pasado mes de enero, según la Fiscalía.


La mamá de las víctimas dijo que descubrió los abusos sexuales cuando revisaba la computadora de quien hasta hace algunas semanas  era su pareja.
“En la computadora se encontró  el material pornográfico donde aparece la niña de 12 años”, afirmó la apenada madre.


La progenitora de las dos víctimas aseguró que sus hijas no le decían a ella lo que sucedía porque el acusado “las tenía amenazadas de muerte”.


“A mí también me amenazó con matarme cuando descubrí la pornografía que tenía en la computadora”, aseguró la ex pareja del militar.

Remitido al forense

La  jueza Sexto Penal de Audiencia, Gertrudis Arias, ordenó que el acusado sea examinado de manera urgente por un forense del Instituto de Medicina Legal, IML, quien deberá determinar si puede o no estar bajo régimen carcelario.


Arias ordenó lo anterior debido a que la defensa del militar expresó que éste presenta problemas de hipertensión y tiene fracturado el brazo izquierdo.
 Durante la audiencia, la defensa del acusado alegó que se trata de hechos nos probados y consideró excesiva la imposición de la prisión preventiva para su representado.


Sin embargo, la Ley 745 recién publicada en el diario oficial La Gaceta, establece que en los delitos sexuales el juez sólo puede imponer la prisión preventiva.


Luego de escuchados los alegatos de las partes, la jueza Sexto Penal de Audiencia, Gertrudis Arias, dictó la prisión preventiva para el acusado y  programó audiencia inicial para el  17 de febrero.