•  |
  •  |

Encierran a otro “Repartidor”
Sin pensarla mucho el juez suplente Quinto Penal de Audiencia, Vicente de Jesús Rodríguez, impuso la prisión preventiva a Eyner Dubón Benavides,  miembro de la banda “Los Repartidores”.


Dubón enfrenta cargos por crimen organizado y robo agravado, según acusación presentada por el Ministerio Público.


Con la puesta en prisión de Dubón son 11 miembros de la banda  “Los Repartidores” presos por la presunta autoría de 13 robos agravados ocurridos en la capital durante los últimos meses.


Todavía están pendientes las capturas de Ramón López Espinoza y  Róger Hernández Solís, alias “El Maestro”, este último señalado como cabecilla de la banda.

“Ordeñador” y  bochinchero

Jorge Augusto Silva, quien es acusado por un millonario peculado en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS,  también enfrenta cargos por amenazas en perjuicio de su vecina, la fiscal auxiliar Leyla Prado Vanegas.


Silva, en compañía de su esposa, María Elena Artola, contra quien también va dirigida la acusación, llegó machete en mano  hasta la casa de Prado a amenazarla de muerte,   refiere la acusación fiscal.


Las amenazas de ese entonces fueron porque la funcionaria del Ministerio Público quemaba papeles sanitarios sucios que presuntamente Silva y Artola dejaron esparcidos frente a su hogar, según el escrito acusatorio.

Juez inconforme con Fiscalía
Tres meses después de ocurrido el crimen contra Félix Emir Larios Martínez, su padre, el juez suplente Enrique William Larios, se quejó públicamente por la aparente pasividad de la Fiscalía para llevar ante la justicia a los criminales.


El  Ministerio Público sólo ha acusado a uno de los siete que participaron en el asesinato y se trata de un adolescente, indicó el judicial.


El juez señaló que aunque la Policía ha sido beligerante en las investigaciones las capturas de los otros sospechosos no se han realizado porque el fiscal auxiliar, Rolando López, sostiene que las investigaciones están incompletas.


“Un día llamé a eso de las dos de la tarde al fiscal Rolando López para preguntarle cómo iba el caso de mi hijo y  su respuesta fue que lo llamara en horas de oficina – 8: 00 AM  1:00 PM “, se quejó Larios.