•  |
  •  |

Continúa la “Operación Delfín” por parte de la Policía Nacional, en el departamento de Carazo, y se extenderá a Nandaime, Granada y Managua, para desarticular lo que ellos han denominado  la megaestructura de “Los Guachinangos”. Hasta el momento hay 14 personas detenidas, pero se presume que la estructura es de 30 integrantes.
Los últimos en ser aprehendidos fueron Marco Antonio Membreño Rocha, en la  carretera Tipitapa-Managua, y Danilo Ramón Espinoza, en El Rama, confirmó la Policía.
Al igual que los primeros 12 capturados, Membreño y Espinoza  son acusados por tráfico internacional de estupefacientes, crimen organizado y lavado de dinero, dijeron las autoridades.
Por tratarse de un delito con muchos acusados y actos de investigación que todavía no concluyen, la Fiscalía solicitó una tramitación compleja del juicio,  para dar tiempo a la Policía para reunir más evidencias, dijo la jefa de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ, comisionada mayor Glenda Zavala.

 

Operan con el Cártel de Sinaloa
Las investigaciones policiales revelan que “Los Guachinangos” tienen una megaestructura vinculada con el cartel de Sinaloa, en México,  afirmó el jefe de la Dirección de Droga Nacional, comisionado mayor Cairo Guevara.
Esta agrupación también tiene estructuras en Costa Rica y en Guatemala, subrayó el jefe policial en rueda de prensa.
“Ésta es una estructura que tiene incidencia en los litorales Pacífico y Atlántico, cargando droga en alta mar  en la comunidad del “Gogo”,  Costa Rica, que limita con El Pochote, en  San Juan del Sur, en Nicaragua. Luego, de ese sitio, trasladan la droga a otra embarcación en la playa El Gigante, en Tola, Rivas, indicó el comisionado Guevara.
Posteriormente, la embarcación sale con destino a Cáceres, en la jurisdicción de Jinotepe,  Carazo, donde el cargamento es llevado hasta Potosí, Chinandega, para ser trasegado a El Salvador,  Guatemala y México, que es su destino final, explicó el alto cargo policial.