•   BELEN  |
  •  |
  •  |

Un rivense que para la Policía Nacional es sospechoso de pertenecer a una red de traficantes de armas, fue arrestado este 28 de febrero al encontrársele en su casa de habitación,  ubicada en Pueblo Nuevo, Belén, una subametralladora y una pistola Makarov.

El detenido fue identificado por la Policía de Rivas como Edwin José Moreno  López,  de 26 años, a quien la Policía  Nacional le viene siguiendo los pasos desde 2009, porque el once de marzo de ese año fue capturado en Managua  a las diez de la noche, en el costado este de Galerías Santo Domingo.

En ese entonces circulaba a bordo de  una camioneta Ford blanca placa M026 930, en compañía del costarricense Carlos Enrique Porras Torres. Ambos fueron detenidos porque dentro del  vehículo llevaban dos ametralladoras sin número de serie.

No gozó de su libertad
Al tico  le encontraron debajo de la camisa, 60 mil dólares adheridos al cuerpo y  una lista con diferentes tipos de armas, entre las que destacaban  100 fusiles AK plegables, 100 de culata fija y más de 100 G-3, los que supuestamente iban a ser comprados en el país.

Ese año, el costarricense y su acompañante fueron acusados por  tráfico de armas y  almacenamiento de armas prohibidas, delitos por los cuales los inculparon el tres de junio del 2009, pero el rivense fue liberado después de cumplir 18 meses de cárcel.

Sin embargo, Moreno López no disfrutó de su libertad, porque fue  arrestado nuevamente y será remitido al Ministerio Público de Rivas por tenencia ilegal de armas.