•   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |

Mediante el plan de verificación de armas de fuego, dirigido a la desarticulación de focos delincuenciales y a la aplicación de la Ley 510, se incautaron 71 armas de fuego, 21 de las cuales se habían usado en diferentes delitos, por lo que se detuvieron a 21 personas.

De los 21 detenidos, 11 tenían orden de captura por violaciones, lesiones y robo, entre los que destacan los que robaron a la empresa Cisa-Exportadora.
Entre las armas ocupadas hay 20 escopeta, 21 rifles, 7 pistolas y 23 revólveres, y los lugares donde más artefactos ilegales había son La Dalia y Darío, seguido de Matagalpa y Matiguás.

El comisionado mayor José Ramón Calderón Jiménez, jefe departamental de Policía, dijo que en Matagalpa circulan más de quince mil armas de fuego de diferentes calibres, las que están en mano de unas once mil personas, pero lo más preocupante es que del total de armas, 6 mil 469 tienen la licencia vencida, “por lo que ya son ilegales y a sus propietarios se les aplicará la ley”, aseguró.
Calderón dijo que para que el plan sea efectivo, unos 40 oficiales se están movilizando a los diferentes municipios y comunidades.

El operativo se ejecutará durante los primeros meses del año y se espera verificar la legalidad o ilegalidad de las 15 mil armas de fuego en diez meses.
Este plan va a permitir saber dónde está el arma, así como su estado y de esa manera bajar los índices de peligrosidad y de actos delincuenciales, señaló Calderón, quien a su vez hace un llamado a los poseedores de armas para que legalicen su situación.